kung fu panda (2008)

by zEke

Hay historias que nunca pasan de moda, que no lo hacen porque lo que cuentan se disuelve agradablemente en los sesos de cualquiera. Ese es el caso de kung fu panda, o, si me lo permiten, la enésima versión, esta vez animada, de karate kid (1984). Y digo karate kid, pues para mí, que amanecí en los ochenta, fue la primera. La novedad, que tampoco lo es tanto, es que Daniel Larusso es ahora un panda gigante y Mr. Kesuke Miyagi un panda rojo.

Po es un panda gigante que trabaja como camarero en el restaurante de su padre Mr. Ping, una oca que presume de aderezar sus fideos con un ingrediente secreto. Sin embargo, Po está más por la labor de imaginarse siendo un maestro kung fu que de querer conocer el ingrediente secreto de los fideos de su padre. Por supuesto, sabe tanto kung fu como yo arameo. Pero su vida cambia cuando de la noche a la mañana es accidentalmente señalado por la tortuga Oogway como el elegido. Elegido para convertirse en un guerrero dragón y defender así a su pueblo de la ira del tigre Tai Lung, el más malo entre los malos. Para ello se somete a la tutela de Sifu, un panda rojo. Continue reading

Advertisements

horton hears a who! (2008)

by zEke

horton hears a who! posterDr. Seuss, born Theodor Seuss Geisel, was an American children book writer and drawer. Among his books I will mention two that have already experienced the jump to the big screen, how the grinch stole christmas (2000) and the cat in the hat (2003). After watching horton hears a who! one thing becomes clear, cartoons, somehow, they were in the first place, and cartoons, they should have been. No matter how much effort Jim Carrey and Mike Myers put. And then again, when talking about the big screen, it seems that neither adult stories can be told with cartoons, nor children stories without them.

horton hears a who! is a story for children. An excellent one, I must say. It sure has an essence that is able to reach the children every single adult carries within, but that is not the ultimate goal of the story. It is made for children and it is not ashamed of it. That does not mean grown ups cannot enjoy the ride, but they are required to play by certain rules they might have forgotten already. Continue reading

it’s a wonderful life (1946)

by zEke

it’s a wonderful life posterSiguiendo el consejo de mis amigos de La Off-Off Crítica decidí enfrentarme de nuevo a una de las películas más repetidas en la Navidad de los diferentes canales de televisón estadounidenses. Más repetida porque por el camino se perdieron los derechos de autor de la película y pasó a ser de dominio público. A pesar de que hoy por hoy eso parece resuelto no necesité desplazarme al videoclub para disfrutar de este peculiar cuento de Navidad. Cuento de Navidad del que ya había gozado, pero ha llovido tanto desde entonces, que apenas recordaba, tanto haberla visto como haber gozado de ella.

La película es eso, un cuento de Navidad, aunque sólo es Navidad durante su última media hora. Hasta entonces nos cuenta los ires y venires de George Bailey (James Steward), un joven soñador que se imagina lejos de Bedford Fall desde pequeño. Bedford Fall, que por uve o por be, además de por su buen corazón, nunca será capaz de abandonar. Hasta que un buen día, un desafortunado contratiempo convierte la vida de Bailey en un callejón sin salida que lo lleva a plantearse a renunciar a lo único de lo que depende el resto. Clarence (Henry Travers), un ángel de segunda, es el encargado de intentar encauzar la vida de Bailey a cambio de sus anheladas alas.

La película, que pasó inicialmente tan inadvertida como la historia original de Philip Van Doren Stern (fue una postal de Navidad antes que un guión cinematográfico y un cuento impreso), ha ido ganando adeptos con el paso del tiempo. Y lo cierto es que a un servidor no le estraña, pues son muchos los George Bailey que conoce. Cierto es que con el paso de los años el mundo es cada vez más pequeño y las oportunidades mayores. Cierto es que el precio de los sueños es cada vez más asequible si uno se aplica. Pero cuántos dejan de perseguirlos porque la vida los pone constantemente en la tesitura de tener que decidir. La inercia nos arrastra muchas veces hacia una vida que no es necesariamente la que habíamos soñado. Esto no es ni bueno ni malo, sino todo lo contrario. Esto es precisamente lo que esconde la vida de George Bailey, a quien su buen corazón, otros tendrán otros motivos, lo lleva a anteponer siempre las necesidades de los demás a las suyas propias, lo que le acaba haciendo renunciar a sus sueños.

El tratamiento que Frank Capra le da a la historia de Stern es en líneas generales, y sin querer engañar a nadie, cursi. Pero que nadie se asuste, pues esto es un cuento de Navidad, y hasta cierto punto este calificativo es esperable. Capra lo sabe e intenta distraerse todo lo que puede. Así, a pesar de que los primeros noventa minutos nos sonríen complacientemente, la última media hora de película, en la que Bailey se enfrenta a una realidad sin su persona y su impacto, brilla por su oscuridad a pesar de contar con un aspirante a ángel en pantalla.

Steward ayuda y mucho, bien haciéndonos reír, bien haciéndonos llorar. Ayuda tanto y es tan protagonista que el resto pasa desapercibido, incluído Donna Reed de from here to eternity (1953).

Una película que no es tan buena como pretenden hacernos creer pero sí nos deja a todos con un excelente sabor de boca, pues al final del día, el que no se consuela es porque no quiere.

Para las deadhours de los que están cansados de hacer siempre lo mismo.

deadrate: γood

official site | imdb

enchanted (2007)

by zEke

enchanted posterIt has already been a while since the last time I went to the cinema with my parents. It will still be a while until I go to the cinema with my nephews to born (polite way to avoid referring to  have my own children while encouraging my sister to rush). Nevertheless, I went and sat, mostly among parents and children, to enjoy a movie that has fairy tale written all over it.

After their come back from wherever they went, mainly due to the success of ratatouille (2007), Disney strikes back, once again, with a movie that reinvents, or at least tries, the way fairy tales are told, and show that in one single under two hours movie there is room for live action, traditional animation and computer generated imagery without getting indigestion. Kevin Lima’s cocktail mixes all the available ingredients and comes out with a movie that while inevitably cloying every now and then, is full of charm.

Giselle (Amy Adams) lives, and sings, in Andalasia, an animated world where animals talk, and sing. She is engaged to Prince Edwards (James Mardsen), who also sings, but in order to remain queen, his stepmother Queen Narisa (Susan Sarandon) sends her to the real, and cruel, world. There, she meets Robert Phillip (Patrick Dempsey), who does not sing, and learns, while waiting to be rescued by her charming prince, that in Manhattan there is much more than just happily ever afters.

Adams might be the keystone of enchanted. This is because no other actress before has looked like an animated princess as much as she does, which might not necessarily be a good thing. I even had my doubts about her nature. It makes one believe that she has really steeped out from cartoon. Nevertheless, the rest of the cast is, by no means, as charming as she is. They are not able to set themselves free from a tendency to overact, which on the other hand, should not surprise anyone in a movie like this, and will delight the children it is mainly made for. At least those who still keep their innocence.

Even though the format is innovative, it is not as much as one might think it is. In the end, what Lima delivers is a live action movie with computer generated animals, including a dragon with the voice of Sarandon, and a chipmunk that might perfectly be a relative of the ones from alvin and the chipmunks (2007). Traditional animation is only used in what turns to be an unattached but related prologue to the action, and then, sporadically, throughout the movie. Nothing to do with past things like cool world (1992) and who framed roger rabbit (1988). Here, traditional animation is just a source of characters to be thrown to the real world.

All in all, a charming movie with songs, a princess, a prince, a stepmother, a dragon, a little miss, a chipmunk and every other ingredient you would like to have in a fairy tale. Assuming you like fairy tales. Otherwise, and since it is made only for those who are going to go see it, you know what to do.

For the deadhours of those who proudly wear tiaras, speak to animals, and wait for them to answer.

deadrate: δair

official site | imdb

tmnt (2007)

by zEke

tmnt posterQuiero dar las gracias públicamente a la persona que tuvo la brillante idea de hacer esta película. Y no precisamente por su calidad, sino por reinventarse una saga que en cuatro años y tres entregas pasó de simplemente entretenida, teenage mutant ninja turtles (1990), a simplemente infumable, teenage mutant ninja turtles III (1993). Y no sólo supone el resurgir de una saga largo tiempo olvidada, sino, y a mi entender más importante, un toque de atención a todos cuantos se dedican a hacer cine de acción, y más concretamente a todos los que se dedican a hacer cine de acción basado en superhéroes de cómic. ¿Y por qué digo esto? Antes, permítanme hablar un poco de la película.

Han pasado 14 años desde la última aventura cinematográfica de las tortugas. Y los años no perdonan, ni siquiera cuando se es una tortuga. Leonardo, Michaelangelo, Donatello y Raphael ya no son aquellos héroes adolescentes, siguen siendo adolescentes, menos, pero hace tiempo que no ejercen su condición de héroes. Leo ha abandonado a sus hermanos para buscarse a sí mismo en una remota selva sudamericana. Donnie trabaja resolviendo por teléfono las dudas de los ingenuos consumidores de productos tecnológicos. Mikey se dedica a disfrazarse de tortuga gigante con el fin de amenizar fiestas de cumpleaños. Raph sigue luchando contra el crimen embutido en una armadura metálica. Muy felices ellos. Como Shredder hace tiempo que pasó a mejor vida, los guionistas se inventan un comandante inmortal, cuatro generales de piedra y trece monstruos, que añadido a las desavenencias fraternales entre Leo y Raph, sirven de excusa para desarrollar la trama de la película.

tmnt ofrece exactamente lo mismo que la mayoría del cine de acción reciente, un argumento simplón, escenas de acción aderezadas con pequeñas dosis de humor y una hora y media de pseudo-entretenimiento. Lo que la distingue de las demás es el formato, pues está totalmente generada por ordenador, en lugar de ¿cuánto? ¿la mitad?. A uno no le queda más remedio que preguntarse qué necesidad hay de utilizar actores reales en un género en el que en la mayoría de ocasiones son totalmente prescindibles. ¿Acaso alguien me va a sugerir que Ben Afflek en daredevil (2003) es más expresivo que el Raph? En fin, creo que al igual que ya pasa en oriente, la animación debería expandirse más allá de la exclusividad de la comedia familiar, aunque claro, eso debería ir precedido de un cambio de actitud tanto por parte de la industria como del público, pues existe la tendencia a no tomarse en serio lo animado.

En fin, una película que no hará daño a nadie, que gustará más o menos, pero que no acusa en absoluto el hecho de haber prescindido de actores reales, más bien al contrario.

Para las deadhours de los que dejaron de ver la serie por edad.

deadrate: δair

official site | imdb

mirrormask (2005)

by zEke

mirrormask posterHan sido pocas las incursiones de Neil Gaiman en el mundo del celuloide hasta la fecha a pesar de la potencial riqueza visual de su obra. Es autor de cuentos, novelas, novelas gráficas y cómics, lista a la que recientemente ha añadido participaciones en proyectos cinemátográficos. Periodista de vocación, son sus incursiones en el mundo del cómic gracias a the sandman y the book of magic, las obras que lo consagran. Además, es el autor de la novela stardust, cuya inminente adaptación cinematográfica es la responsable de que hoy esté hablando de mirrormask. Aunque el guión lo firman el propio Gaiman y Dean McKean, es éste último el que dirige. El resultado final parece acorde con la obra fantástica de Gaiman y la capacidad técnica de McKean, cuya experiencia reside mayoritariamente en el mundo de los efectos especiales.

Helena es una joven malabarista que trabaja a regañadientes en el humilde circo que regentan sus padres. Un día, después de discutir con su madre, ésta cae gravemente enferma. La noche antes de ser operada su madre, Helena despierta en un extraño mundo en le que dos reinas luchan por el poder. No tarda en descubirir que la única manera de escapar de su sueño es encontrar una extraña máscara que tiene el poder de devolverla al mundo real y así, no sólo salvarse a ella, sino a su madre también.

El argumeto resulta simplón y, aunque rebosante de elementos mágicos, historias similares, muy, han sido contadas con anterioridad. A nadie se le escapa los parecidos entre mirrormask, producida por The Jim Henson Company y labyrinth, dirigida por el propio Henson, responsable también de the muppets. Lo que resulta evidente tras el visionado es que la película está hecha pensando en los más pequeños, no sólo por la sencillez del argumento y la saturación de elementos fantásticos, sino por lo explicativa que resulta, vaya a ser que a alguien se le pase algo por alto. ¿Es esto malo? Ni bueno ni malo, me atrevería a decir, pero ciertamente condiciona el juicio del público adulto. A falta de acción y humor adultos el único reclamo para los que escondieron el niño que reside en nuestro interior se encuentra en la capacidad de recrear un mundo fantástico con el que empatizar.

¿Qué podemos decir de lo visual? Es, si más no, interesante. Nos encontramos ante un mundo de colores pálidos y sombras, criaturas bidimensionales, acabados perezosos y leyes físicas imposibles. No sorprendente, pero sí interesante. Mención aparte merece la música que firma el compositor británico de jazz Iain Ballamy. Lo positivo es que es capaz de dibujar con éxito el carácter circense del largometraje; lo negativo es que para los no amantes del jazz, tras el primer contacto, puede resultar un tanto empalagosa.

En definitiva, una valiente apuesta cinematográfica destinada a los más pequeños de la casa que, por su corta duración, es improbable que aburra a los menos pequeños. Es agradable comprobar que existen alternativas a las grandes producciones de animación estadounidenses capaces también de agradar al público infantil.

Para las deadhours de los que se miran mucho en el espejo.

deadrate: δair

official site | imdb