rocknrolla (2008)

by zEke

rocknrolla posterAntes de empezar me desnudo ante ustedes y les dejo saber que a mí lo que hace Guy Ritchie, salvo contadas, por una, excepciones, me gusta. Así que, avisados quedan de lo que pueden dar de sí los siguientes párrafos. rocknrolla, sin ser excelente, ofrece lo que uno espera, además de significar el renacimiento del hasta hace bien poco marido de Madonna. En breve tendrá la oportunidad de demostrar si este resurgir es flor de un día, o algo más, gracias a la nueva adaptación cinematográfica del detective que inmortalizó Sir Arthur Conan Doyle.

rocknrolla es la historia de Lenny Cole (Tom Wilkinson), quien cuando se mira en el espejo ve al dueño de Londres. Y lo es, sobre todo, porque toda recalificación gira en torno a su persona. rocknrolla es la historia de Archie (Mark Strong), su mano derecha. rocknrolla es la historia de un magnate ruso, que bien podría llamarse Roman Abramovich, interesado en los servicios de Lenny Cole. Y poco más me apetece decir del argumento, salvo que el cocktail se completa con una estrella disfrazada de muerto viviente, una pintura que quema, unos rusos muy rusos, y One Two (Gerard Butler), un mafioso de poca monta, y sus secuaces, además de otros bichos varios. Continue reading

burn after reading (2008)

by zEke

Después del éxito de no country for old men (2007) Ethan y Joel Coen atacan de nuevo. Y lo hacen de la mano del género que les hizo famosos, la comedia oscura, casi negra. Comedia negra repleta de personajes a cual más variopinto. Cualquier parecido con el hijo de su vecino es mera coicidencia. Tanto caricaturizan sus personajes los hermanos de Minnessota que dotan sus historias de irrelevancia, atractiva, pero irrelevancia ni más ni menos.

Harry Pfarrer (Geroge Clooney) está casado pero ejerce. Osbourne Cox (John Malkovich) es una analista de la C.I.A. al que acaban de poner de patitas en la calle que decide escribir sus memorias. Su mujer Katie (Tilda Swinton) hace tiempo que le ríe las gracias a otro. Linda Litzke (Frances McDormand) es una acomplejada empleada de un gimnasio que sueña con no una, sino cuatro operaciones estéticas. Chad Feldheimer (Brad Pitt) es un adolescente atrapado en el cuerpo ya no tan adolescente de otro empleado del mismo gimnasio. Y hasta aquí puedo leer. Continue reading

vicky cristina barcelona (2008)

by zEke

Mucha genta había enterrado ya el ingenio de Woody Allen. Sobre todo después de que dos de sus últimos experimentos, match point (2005) y cassandra’s dream (2007) emanaran cierto aroma a crimes and misdemeanors (1989). Con diferente suerte, eso sí, más acertada la primera. A falta de pan, no le mires el dentado, y a caballo ganador, buenas son tortas. Y esto para decir que a pesar de que muchos lo daban por muerto y enterrado, metafóricamente por supuesto, Allen ha sido capaz de levantar el peso de sus anteojos una vez más y resucitar su donaire para regalarnos una entretenida comedia sobre los ires y venires, románticos y existenciales, de unos personajes que, a primera vista, se parecen a uno lo que un huevo a una castaña. Sin embargo vicky cristina barcelona esconde un trasfondo obvio, a medio camino entre el pesimismo y el realismo, que resulta familiar. Un algo del agrado sobre todo de pseudo-intelectuales con gafas de pasta, amigos o no de Joel Joan, quien, por cierto, aparece por ahí hablando en catalán, nada más y nada menos que tres segundos. Ahí queda eso.

Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett Johansson) son dos turistas americanas amigas y opuestas que están de vacaciones en Barcelona. La una estudiante, prometida y comedida, la otra actriz, libre e indiscreta. Su existencia se ve alterada cuando conocen a Juan Antonio (Javier Bardem), un pintor y bohemio con aires de Don Juan todavía enamorado mal que le pese de María Elena (Penélope Cruz), su ex mujer. A partir de ahí, combinaciones de cuatro elementos, de dos en dos, y de tres en tres también. Continue reading

taken (2008)

by zEke

There was a time when Luc Besson meant something more than it means right now. nikita (1990) and léon (1994) are proof. Unfortunately, the French filmmaker has not been as successful lately, neither as a director, nor as a writer, nor as a producer. He writes and produces taken, which will not be the movie who brings him back to where he was in the nineties, even though it is not an offensive one. It is just something we have probably seen before one way or another.

The beginning is by far the worst. Thirteen minutes in, all the characters have talked about how dangerous Europe, and specially Paris, is for American teenagers. Whatever. Of course, something is going to happen, but all that pessimism is unjustified. The scared father is Brian (Liam Neeson) a former spy who once retired is finally trying to play dad with his daughter who lives with her mother and her stepfather. It is not a surprise then than right after his daughter and her friend land in Paris they are kidnapped by the Albanian mafia for prostitution purposes. It is then when things turn better and Brian turns to be the grown up version of Jason Bourne. Continue reading