taken (2008)

by zEke

There was a time when Luc Besson meant something more than it means right now. nikita (1990) and léon (1994) are proof. Unfortunately, the French filmmaker has not been as successful lately, neither as a director, nor as a writer, nor as a producer. He writes and produces taken, which will not be the movie who brings him back to where he was in the nineties, even though it is not an offensive one. It is just something we have probably seen before one way or another.

The beginning is by far the worst. Thirteen minutes in, all the characters have talked about how dangerous Europe, and specially Paris, is for American teenagers. Whatever. Of course, something is going to happen, but all that pessimism is unjustified. The scared father is Brian (Liam Neeson) a former spy who once retired is finally trying to play dad with his daughter who lives with her mother and her stepfather. It is not a surprise then than right after his daughter and her friend land in Paris they are kidnapped by the Albanian mafia for prostitution purposes. It is then when things turn better and Brian turns to be the grown up version of Jason Bourne. Continue reading

pineapple express (2008)

by zEke

Una nueva comedia producida por Judd Apatow, quien parece haber monopolizado el género, y es que el susodicho está detrás de todos y cada uno de los éxitos recientes, por lo menos en lo económico, y es que a veces gracia, tienen la justa. Y lo está porque su estilo ha calado en un público cansado de la inercia del pasado, y deseoso de algo nuevo, que tampoco lo es tanto. Público que, ni que decir cabe, acabará cansándose también de sus sellos de identidad. Su estilo no es otro que el de mezclar. Así, pineapple express es un batido de acción, marihuana y amigotes. El treinta y tres por ciento de cada uno. El uno por ciento restante lo es, y con perdón, de comedia romántica.

Y la cosa funciona a pesar de todo. Sobre todo mientras la marihuana y los amigotes son los responsables de las gracias. Dale Denton (Seth Rogen) fuma marihuana. Saul Silver (James Franco) vende marihuana. Día sí, día también. Y eso es todo hasta que Denton es testigo accidental de un asesinato protagonizado por una agente de polícia, un narcotraficante y un desafortunado chino, y huye  sin dejar rastro sino fuera por un porro. Un porro de una marihuana que sólo Silver vende. A partir de ahí, el ratón y el gato, y algún que otro chino más. Continue reading

the happening (2008)

by zEke

Parece que como el bueno de Michael Night Shyamalan ya no nos sorprende con un final del todo inesperado en sus más recientes películas es pecado saborearlo. El final de the sixth sense (1999) es algo irrepetible, pero no sólo de pan vive el hombre y si finales inesperados fuera lo único que el director de origen indio fuera capaz de hilvanar no habría llegado a donde ha llegado. ¿A dónde? Pocos son los que a pesar de la sombra de los grandes estudios sobreviven como escritores, productores y directores de su arte audiovisual. Shyamalan es uno de ellos.

En el noreste de los Estados Unidos la gente comienza inexplicablemente a suicidarse, lo que lleva al resto al éxodo hacie el oeste por miedo a lo que pudiera ser, por lo menos, un ataque terrorista. Entre los que huyen se encuentran Elliot Moore (Mark Whalberg), un profesor de instituto, y su mujer Alma (Zooey Deschanel). Ni que decir cabe que su relación no es ni mucho menos idílica. Hay también por ahí una niña, y es que Shyamalan es recurrente en algunos de los ingredientes de sus largometrajes. Lo que no hay es un final inesperado. Poco después de la mezcolanza inicial, nustra única pregunta es respondida. Continue reading

kung fu panda (2008)

by zEke

Hay historias que nunca pasan de moda, que no lo hacen porque lo que cuentan se disuelve agradablemente en los sesos de cualquiera. Ese es el caso de kung fu panda, o, si me lo permiten, la enésima versión, esta vez animada, de karate kid (1984). Y digo karate kid, pues para mí, que amanecí en los ochenta, fue la primera. La novedad, que tampoco lo es tanto, es que Daniel Larusso es ahora un panda gigante y Mr. Kesuke Miyagi un panda rojo.

Po es un panda gigante que trabaja como camarero en el restaurante de su padre Mr. Ping, una oca que presume de aderezar sus fideos con un ingrediente secreto. Sin embargo, Po está más por la labor de imaginarse siendo un maestro kung fu que de querer conocer el ingrediente secreto de los fideos de su padre. Por supuesto, sabe tanto kung fu como yo arameo. Pero su vida cambia cuando de la noche a la mañana es accidentalmente señalado por la tortuga Oogway como el elegido. Elegido para convertirse en un guerrero dragón y defender así a su pueblo de la ira del tigre Tai Lung, el más malo entre los malos. Para ello se somete a la tutela de Sifu, un panda rojo. Continue reading