vicky cristina barcelona (2008)

by zEke

Mucha genta había enterrado ya el ingenio de Woody Allen. Sobre todo después de que dos de sus últimos experimentos, match point (2005) y cassandra’s dream (2007) emanaran cierto aroma a crimes and misdemeanors (1989). Con diferente suerte, eso sí, más acertada la primera. A falta de pan, no le mires el dentado, y a caballo ganador, buenas son tortas. Y esto para decir que a pesar de que muchos lo daban por muerto y enterrado, metafóricamente por supuesto, Allen ha sido capaz de levantar el peso de sus anteojos una vez más y resucitar su donaire para regalarnos una entretenida comedia sobre los ires y venires, románticos y existenciales, de unos personajes que, a primera vista, se parecen a uno lo que un huevo a una castaña. Sin embargo vicky cristina barcelona esconde un trasfondo obvio, a medio camino entre el pesimismo y el realismo, que resulta familiar. Un algo del agrado sobre todo de pseudo-intelectuales con gafas de pasta, amigos o no de Joel Joan, quien, por cierto, aparece por ahí hablando en catalán, nada más y nada menos que tres segundos. Ahí queda eso.

Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett Johansson) son dos turistas americanas amigas y opuestas que están de vacaciones en Barcelona. La una estudiante, prometida y comedida, la otra actriz, libre e indiscreta. Su existencia se ve alterada cuando conocen a Juan Antonio (Javier Bardem), un pintor y bohemio con aires de Don Juan todavía enamorado mal que le pese de María Elena (Penélope Cruz), su ex mujer. A partir de ahí, combinaciones de cuatro elementos, de dos en dos, y de tres en tres también.

A Allen se le puede echar en cara que Vicky no hable catalán, siendo como es ella una aspirante a maestra en estudios relacionados con la cultura catalana. Aunque ahora que lo pienso, quizás lo haga, pero en la intimidad, con sus amigos americanos. Se le puede echar en cara también cierta tendencia a decir sin querer, pero decir ni más ni menos. Aunque esto se lo echarán en cara sólo aquellos que se ofenden cuando creen que les están sermoneando.

Lo que no se le puede echar en cara es la calidad de un guión tan profundo como cada uno quiera que sea. Eso sí, los que no lo quieran, mejor se quedan en casa a ver reposiciones de remington steele (1982). La película de Allen es sobre los prejuicios que regulan nuestra existencia y como éstos nos hacen a la vez felices e infelices, sobre todo lo segundo. Aunque la respuesta a tal encrucijada quizás tampoco esté en la falta de ellos. Al final todos somos un poco Vicky y un poco Cristina, aunque difícilmente a partes iguales. Y si quieren entenderme, vean la película.

Bardem demuestra que es capaz de cambiar de registro, así como de corte de pelo, y gracias, en un abrir y cerrar de ojos y, sin maravillar a nadie, resulta convincente como catalán nacido en Oviedo, salvo cuando pretende hacernos creer que su inglés renquea. Cruz, mejor en castellano, en inglés habla poco, y de ahí que me atreva a decir que nunca estuvo mejor en una película de habla inglesa. Lo que, por otro lado, quizás no quiera decir mucho. Johansson se interpreta a ella misma, y esto dicho sin conocerla. Y Hall, que ya coincidiera con Johansson en the prestige (2006) y también tiene consonantes dobladas en su nombre y apellido, sorprende.

No me voy hoy sin mencionar la excelente fotografía del vasco Javier Aguirresarobe, que cuenta con la inestimable ayuda de Barcelona y Oviedo. La fotografía y la banda sonora, repleta de guitarra española y rumba catalana. Y esa canción de Giulia y los Tellarini que seguramente sacará de quicio a más de uno pero que a mí me ancanta. En fin, sobre gustos…

Resumiendo, Allen parece haberse liberado nuevamente a los setenta y dos años, lo que añade una dosis de frescura a su último experimento. Frescura que yo, personalmente, echaba de menos. La película no es redonda, pero se lo voy a perdonar porque todavía retumba en mi cabeza buenamente.

Para las deadhours de los que se buscan y si no les gusta lo que se encuentran se siguen buscando.

greendeadhourslogo.jpg

official site | imdb

deadhoursline.png

Advertisements

7 Comments

  1. Como devoto de Woody Allen, vengo de ver esta película… lo siento, no recuerdo haber visto algo tan bazofioso hace años, estoy convencido de que ni siquiera la ha dirigido él. Un patético anuncio publicitario, dramatizado con una serie de personajes de difícil credibilidad (la chacha-super-artista, la estudiante de máster en identidad catalana -¿existe alguna titulación ni parecida en todo el mundo?-, el pintor sensible que se pasa el día en fiestas y catas de vino, la americana que como no se encuentra se monta un trío,..). Y además aburrídisima, con una banda sonora repetitiva hasta la tortura (sale uno machacado por el Entre dos aguas y la cancioncilla dela película). Este señor ha filmado en New York, Los Ángeles, Londres, París, Venecia, y siempre ha hecho películas, no panegíricos. ¿Porqué en Barcelona no ha sido así? Me temo que habrá que creer a las malas lenguas. Poderoso caballero…

  2. Me suscribo al comentario anterior. No reconozco al Woody de Misterioso Asesinato en Manhatan donde los divertidos dialogos e ingeniosos enredos nos cautivaron. Pelicula llena de tópicos españoles. Paco de Lucia y ¿Granados?. Y para rematar una española con un pretendido temperamento y un resultando, yo diria ,vulgar que por ende, no no hablaba catalán. Tristemente penosa.

  3. Me suscribo al comentario anterior. No reconozco al Woody de Misterioso Asesinato en Manhatan donde los divertidos dialogos e ingeniosos enredos nos cautivaron. Pelicula llena de tópicos españoles. Paco de Lucia y ¿Granados?. Y para rematar una española con un pretendido temperamento y un resultado, yo diria …,vulgar que por ende, no hablaba catalán. Tristemente penosa.

  4. He leido partes de razon en todo lo anterior, primero, esto no es Allen… es otra cosa, lo único que tiene de Allen es un poco el personaje de Vicky (Hall) y los dialogos rabiosos de Bardem y Penelope, que sería algo asi como un Allen españolizado. Los personajes… son una broma, no? Lo unico que me atrajo fue el pequeño giro que dio el papel de Bardem cuando se descubren sus debilidades al conocerse que en realidad copia el estilo pintando de Penelope. Ese lado debil de Bardem, las peleas Penelope-Bardem y las inseguridades de Vicky lo unico reseñable… y es bien poco para un largometraje de Allen, siempre explimibles hasta la ultima gota! Por lo demas, buena propaganda turistica de barcelona y oviedo… que bonitas postales! DECEPCION!

  5. […] vicky cristina barcelona (2008) […]

  6. Hi everybody,
    for those of you who understand italian… here’s my comment:
    http://pourpartager.wordpress.com/2008/10/21/vicky-cristina-barcelona-il-senso-dellamore/

    I think it’s well done.
    Bye bye!!

  7. Muy buena crítica… me encantó esta pelicula, igual o más que match point, que fue con la que me enganché a Woody Allen. No había visto nada de él hasta entonces, pero ahora soy fan número uno.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s