mamma mia! (2008)

by zEke

mamma mia! es también el título del archiconocido musical de Catherine Johnson que se recrea en esta película, además del título de uno de los números uno del grupo sueco ABBA, cuyas canciones son la excusa del embolado. Y algo que podría parecer aislado no lo es, pues algo parecido le pasa a The Beatles con across the universe (2007) y Village People con can’t stop the music (1980). Musicales los hay de todos los colores, algunos más brillantes que otros y mamma mia!, a pesar del constante centelleo de fondo del Mediterráneo, brilla poco.

La historia, inspirada en el argumento de buona sera, mrs. campbell (1968), es tan simple como inofensiva. Al fin y al cabo se trata de entretener. Sophie Sheridan está a punto de casarse en una paradisíaca isla griega en la que su madre Donna (Meryl Streep) regenta una posada. Pero su vida no es de color de rosa, pues de lo contrario no habría canciones por cantar. Sophie desconoce la identidad de su padre y resuelta a descubrirla decide invitar a la ceremonia a los tres apuestos candidatos, Bill Anderson (Stellan Skarsgård), Sam Carmichael (Pierce Brosnan) y Harry Bright (Colin Firth). Tan sencillo como investigar lo que acontecía en el diario de su madre veinte años atrás.

Lamentablemente a todos aquellos a los que ABBA les suene a chino, la película les sonará a japonés. Los musicales a la que éstos están acostumbrados no disimulan serlo y se parecen más a un interminable video musical lleno de recursos audiovisuales que a como fue concebido el género. Bien mirado mamma mia! no deja de ser una canción de ABBA detrás de otra. Si te gustan bien y, si no, pues no. Los extras son siempre los mismos, independientemente del contexto, y las coreografías mediocres. Eso sí, la isla tiene su encanto y la historia es cuca.

Para acabar de rematar la faena, en los más de cien minutos de canciones de los ganadores del Festival de la Canción de Eurovisión 1974 se esconden también una serie de testimoniales historias que acaban molestando. Si bien estas distracciones funcionan en un escenario, aquí molestan por lo descuidado.

En cuanto a los intérpretes, Sheridan es agradable de ver y escuchar, y Streep, a estas alturas, ya no tiene que demostrar nada a nadie. Peor suerte corren ellos, Brosnan está más perdido que un burro en un garaje, mientras que Skarsgård y Firth disimulan lo justo y necesario.

En fin, ABBA ha vuelto a alcanzar el número uno de la lista de ventas británica gracias al estreno de la película a pesar de que sus discos nunca han dejado de venderse. Con eso lo digo todo.

Para las deadhours de los que en su día calzaron zapatos de plataforma y, por supuesto, para los que todavía los calzan.

reddeadhourslogo.jpg

official site | imdb

deadhoursline.png

Advertisements

Leave a comment

No comments yet.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s