the happening (2008)

by zEke

Parece que como el bueno de Michael Night Shyamalan ya no nos sorprende con un final del todo inesperado en sus más recientes películas es pecado saborearlo. El final de the sixth sense (1999) es algo irrepetible, pero no sólo de pan vive el hombre y si finales inesperados fuera lo único que el director de origen indio fuera capaz de hilvanar no habría llegado a donde ha llegado. ¿A dónde? Pocos son los que a pesar de la sombra de los grandes estudios sobreviven como escritores, productores y directores de su arte audiovisual. Shyamalan es uno de ellos.

En el noreste de los Estados Unidos la gente comienza inexplicablemente a suicidarse, lo que lleva al resto al éxodo hacie el oeste por miedo a lo que pudiera ser, por lo menos, un ataque terrorista. Entre los que huyen se encuentran Elliot Moore (Mark Whalberg), un profesor de instituto, y su mujer Alma (Zooey Deschanel). Ni que decir cabe que su relación no es ni mucho menos idílica. Hay también por ahí una niña, y es que Shyamalan es recurrente en algunos de los ingredientes de sus largometrajes. Lo que no hay es un final inesperado. Poco después de la mezcolanza inicial, nustra única pregunta es respondida.

Aunque pudiera parecerlo no es the happening una película de catástrofes convencional. Y no sólo porque en the happening la gente huye ordenadamente y no abusa de sus cuerdas vocales, sino porque el enemigo no lo es tal y la cosa comienza y acaba más o menos igual. Y de ahí el título, algo pasa sí, pero pasa y punto. Pasa para que además de los temas a los que nos tiene acostumbrados Shyamalan esboce un cuento ecologista que pretende perenne pero mucho me temo es caduco.

De lo que no cabe duda es de que el director afincado en Wayne, Pennsylvania es diestro a la hora de tensión cincelar. Y así, por ejemplo, resuelve brillantemente la incertidumbre generada por puertas que se abren y puertas que no, aunque el intento de hacer que el viento se convierta en nuestra peor pesadilla es fallido. Pero es que…

Whalberg, antes de que se me olvide, está mejor de lo que nos tiene acostumbrado, que tampoco es decir mucho. Ayuda también el hecho de que el resto del reparto, entre los que se encuentra un testimonial John Legizamo, es de plastilina.

Quizás la menos recomendable de las películas de Shyamalan hasta la fecha, pero todavía digna de ser vista una tarde de domingo sin fútbol. Además, es corta y se hace corta.

Para las deadhours de los que abrazan árboles.

yellowdeadhourslogo.jpg

official site | imdb

deadhoursline.png

Advertisements

Leave a comment

No comments yet.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s