naked weapon (2002)

by zEke

naked weapon es, tal y como en su día dijo un sabio, una obra de arte. Pero como en tantas otras ocasiones, y sin ánimo de ofender, la miel no se hizo para la boca del asno. Con esto quiero decir que es necesario ser un iniciado para saber apreciar lo que esta producción made in Hong Kong esconde, de la misma manera que para un estadounidense medio el fútbol son sólo veintidós jugadores pasándose el balón sin ton ni son.

Las películas de kung fu se caracterizan por lo particular de su guión, su interpretación y su coreografía. El guión es lo de menos y muchas veces incluso negativo, aunque eso sí, siempre al servicio del entretenimiento del espectador más exigente, a la par que freak. En naked weapon la excusa es el secuestro de cuarenta niñas menores de quince años por parte de una organización liderada por Madam M. Su objetivo, convertirlas en asesinas, y para ello les enseña artes marciales, además de a manejarse con soltura en la pasarela, la mesa y la cama. Pero sólo puede quedar una, así, el último día de instrucción se convierte en lo más parecido al deporte favorito de Héctor del Mar que ha visto el cine, the marine (2006) y otros experimentos a parte. Sobra decir que las cuarenta niñas se convierten en jóvenes que quitan el hipo. Ni una fea, vamos. Para cuando han sido instruídas se ha esfumado ya media película por lo que la segunda parte se convierte en un mejunje sin sentido del que emerje un malo más malo que Madam M y un policía intentando resolver el caso de las niñas desaparecidas. Pero a quien le importa, digo yo.

De entre el raparto cabe destacar a Maggie Q. Y cabe destacarla no precisamente por sus dotes interpretativas, cuya existencia sigue en duda, aunque sus últimos esfuerzos apuntan a que quizás. Pero que guapa es. Del resto, mejor no hablo.

Las coreografías son fastuosas. No en vano detrás de la cámara se sienta el coreógrafo de películas como hero (2002), house of the flying daggers (2004) y curse of the golden flower (2006). Eso sí, aquí simbolismo, poco. Además de fastuosas son en ocasiones grotescas. Pero es que no se le pueden pedir peras al olmo.  Y es entonces cuando, si uno no es un iniciado y no lo ha hecho antes, mandará la película a freir espárragos.

En fin, una obra de arte, para mí, Malabesta, y unos cuantos, pocos, más. Lo que no tengo muy claro es a quien me estoy refiriendo con lo de obra de arte.

Para las deadhours de los que han sufrido alguna vez la denominada fiebre amarilla.

yellowdeadhourslogo.jpg

official site | imdb

deadhoursline.png

dr. plim’s word

I have to agree that the cinematography is pretty ok.  Some of the fight scenes are really good and things I had not seen before (that part where she is standing on his head… pretty cool and unique).

However, I wouldn’t recommend this movie.  I gor bored of it, felt it dragged on a little too much.  The chicks are really hot but I couldn’t tell one from the other, especially in the dark (the first woman really stands out though) and the dialogue is underpar (which makes it just about par for a typical martial arts movie).

ghost dog (1999) is much more up my alley in terms of martial arts movies, and hero (2002) too, and if it is going to be a plainly cheesy martial arts flick then watch the prodigal son (1982) for example.  naked weapon is somewhere between knowing it is bad and trying to be good and lands just about in no-man’s land.

deadhoursline.png

Leave a comment

No comments yet.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s